REGLAS BASICAS DE HIGIENE

SEXO RESPONSABLE
FAQ: PREGUNTAS Y RESPUESTAS


¿Qué es sexo responsable?

Sexo responsable es todo aquéllo que concierne al uso consciente de la sexualidad así como a sus posibles derivaciones o consecuencias, no sólo hacia uno mismo sino hacia la pareja o compañero(a) de actividades sexuales. Dentro de ello están, obviamente, las cuestiones de salud e higiene y de una manera implícita, las de comportamientos y usos sociales.

¿Tiene qué ver ésto con cuestiones morales?

Si y no. Aunque cada persona entiende la moral de diferente manera de acuerdo con su educación o contexto cultural, sí existen normas generalmente aceptadas como convenientes, aquellas conocidas como "regla de oro" y "regla de plata": Haz con los demás lo que quisieras que hagan contigo y no hagas a los demás lo que no desearas que te hagan a tí.

¿Cuáles puede ser las consecuencias no deseadas debido a mi comportamiento sexual?

Fuera de la masturbación, prácticamente toda actividad sexual implica la participación de al menos dos personas, y dentro de las consecuencias no deseadas por nadie están la transmisión de enfermedades venéreas o de el temido SIDA, el embarazo accidental y toda una gama de traumas sicológicos -celos, frustración, impotencia, minusvaloración personal, etc.-.

¿Cómo prevenir esas consecuencias no deseadas?

Prevención de enfermedades venéreas-

Antes que nada, NO TE DEJES ENGAÑAR POR LAS APARIENCIAS. El retrovirus del HIV1, el del temible SIDA, puede ser portado por alguna persona que ignorante de ello, podría contaminarte inadvertidamente; no creas que alguien que que ya contrajo ese mortal virus lo va a reflejar en su exterior físico de inmediato.


Personas que pueden ser incluso sumamente limpias y cuidadosas en su higiene personal, pudieron haber contraído el virus por un medio no sexual: una transfusión de sangre, un tatuaje sin las precauciones indicadas, una sesión de acupuntura, etc. Tener relaciones sexuales con parejas no habituales sin el uso del condón equivale a jugar a la ruleta rusa.


El condón, aun cuando no garantice el 100 por ciento de efectividad, continúa siendo el mejor auxiliar en la prevención de enfermedades venéreas como son la clamidia, la gonorrea, la sífilis, la hepatitis B -ya existe vacuna para ésta- y ciertos tipos de herpes muchos de los cuales son curables ya, incluyendo el genital. Como es lógico suponer, las personas más expuestas son las que tienen relaciones con personas de alto riesgo como son las (los) prostituta(o)s, y en segundo lugar, aquéllas que tienen relaciones sexuales homosexuales, aunque las estadísticas varían de país a país.

Prevención del SIDA-
En México, el SIDA es considerado por el Estado como un problema de salud nacional y es natural, después de años de resistencia de ciertos segmentos muy poderosos de la sociedad mexicana a aceptar esta enfermedad como un asunto de salud pública y enfocándolo como un asunto meramente de moral, finalmente las autoridades sanitarias tomaron cartas en el problema. Las consecuencias del retraso en la acción han sido devastadoras: el crecimiento de la población afectada por este mal ha ido en constante aumento hasta adquirir, en ciertas zonas del país, proporciones endémicas.


No existe por el momento un estudio concienzudo de cuales son las causas reales de la explosión del SIDA en nuestro país, aunque algunos expertos aseguran que el regreso de trabajadores ilegales -braceros- infectados de los Estados Unidos, ha sido probablemente la causa primaria de la proliferación del SIDA en México. La segunda y callada causa, según extraoficialmente dicen otros, fue hace unos años debido a la contaminación en bancos de sangre, aunque recientemente los controles y normas establecidos -como únicamente tomar como donantes a familiares y análisis previos de sangre- parecen haber funcionado y eliminado casi totalmente esta causa.

Contrariamente a las equivocadas percepciones de gran masa de la población, el SIDA no se contrae automáticamente por saliva, sudor, besos o un estrechón de manos. El retrovirus que causa el SIDA no sobrevive en el aire; si asi fuera, los niveles de contagio de este mal fueran de una magnitud difícil de imaginar.

Y definitivamente, el uso correcto del condón continúa siendo la mejor medida preventiva, solo superada por la abstinencia sexual completa.

Aunque este retrovirus no sobrevive en la saliva lo que hace que sea menos probable contraer SIDA por sexo oral que por penetración vaginal o anal, es importante hacer notar que escoriaciones o heridas en la boca aumentan el riesgo; NO es recomendable recibir la eyaculación en la boca. Los especialistas recomiendan no cepillar ni usar hilo dental en los dientes al menos dos horas antes del contacto sexual, porque aun cuando el riesgo es muy bajo, no se elimina por completo la posibilidad. Lo mismo sucede con otro tipo de infecciones venéreas -incluido el herpes genital- por lo que es altamente recomendable el uso de condones.

Las probabilidades de contraer el virus HIV por besarse en la boca, son muy bajos, salvo en los casos en que existan escoriaciones en los labios o boca. Los especialistas del CDC, el Centro de Control de Enfermedades de Atlanta en los Estados Unidos, recomienda evitar besos prolongados ya que eventualmente pueden provocar microescoriaciones que podrían aumentar el riesgo de contraer infecciones venéreas.

El retrovirus del SIDA o HIV, inerte y en muy bajas cantidades, existe en la saliva de las personas infectadas; de hecho, una de las pruebas más socorridas en la actualidad se hace con muestras de saliva aunque en unas condiciones tales, que se considera de bajo riesgo la manipulación de estas muestras en laboratorio, contrariamente a lo que sucede con muestras de sangre o semen.

Otro mito muy arraigado es el de creer que el SIDA es una enfermedad exclusiva de los homosexuales varones; la verdad es que hace mucho que este mal saltó hacia la población heterosexual, mujeres y bebés incluidos.

ALERTA ALERTA: Si piensas asistir con tu pareja a un bar "swinger" (en realidad son antros de ficheras rehabilitados para intentar capturar parejas de nuestro estilo de vida), piénsalo bien antes de meterte en un cuarto oscuro.

Aun cuando los hombres usen condón -si es que lo hacen-, nunca sabrás en qué vagina anduvo antes ese condón; si hubo penetración con una mujer infectada por alguna enfermedad venérea, el condón quedará automáticamente contaminado con el consiguiente riesgo de contagio al compañero o compañera sexual siguiente.


A continuación, te ponemos una guía mínima de cuidados a ser llevados a la práctica antes de swingear:


NUNCA NUNCA NUNCA tengas sexo con personas diferentes a tu pareja sin usar un condón.

No te cepilles fuertemente la boca antes de la cita, y olvídate por el momento del uso del hilo dental; tanto el cepillado vigoroso como el hilo dental pueden dejar microheridas por donde puedes contraer alguna infección.

Si eres mujer, no te depiles el área de bikini al menos 48 horas antes del encuentro sexual.

El cuidado de las uñas es importante para evitar posibles infecciones por inserciones de dedos en la vagina o en el ano.

Si practicas sexo anal, es obligatorio el uso de un condón específicamente para esta actividad; NUNCA debe usarse el mismo condón tanto para sexo vaginal como para anal.

Si practicas sexo oral, haz buches y gárgaras durante un minuto con Listerine, y exige lo mismo si alguien lo quiere practicar contigo; esto se aplica también a las prácticas bisexuales entre chicas y hombres o lesbianas.

A menos de que portes tu propio desinfeccante de agua. las tinas de hidromasaje y jacuzzis de hoteles son considerados de muy alto riesgo debido a que aunque sean desaguadas, las boquillas o domos externos de los tubos inyectores pueden estar contaminados.

En tu primer encuentro con alguna pareja nueva, PRENDE LA LUZ de tal manera que puedas percatarte de granos, llagas o cualquier otro indicio de infección que muestre la piel de dicha persona en la zona de los genitales así como en el área de la boca.

Si decides incursionar por algún bar "swinger", extrema tus cuidados en el cuarto oscuro, sobre todo si eres mujer: Basta una pequeña penetración sin condón para ponerte en riesgo. Esto mismo aplica para orgías o sexo en grupo.

Embarazos accidentales-

La prevención del embarazo tiene varias alternativas: el condón masculino, el recientemente popularizado condón femenino, las píldoras anticonceptivas tanto para mujeres como para varones -sí, existen también para hombres-, las espumas espermicidas y los óvulos vaginales son las más recomendables. El método del ritmo recomendado por algunas autoridades eclesiásticas no tiene bases científicas y la probabilidad de falla es enorme, debido a la impredictibilidad del ciclo fértil de las mujeres.
Traumas sicológicos-
Es en éste resbaloso terreno donde probablemente existan mayores riesgos al seleccionar parejas no adecuadas para la práctica de actividades sexuales, y al usar el término "adecuadas" estamos hablando de lo que para cada persona pueda resultar o no apropiado, fuera de gustos, inclinaciones o preferencias. Por ejemplo, a cierta edad, la probabilidad de contacto sexual de los varones jóvenes se reduce al uso de prostitutas, quienes implican algo más que riesgos de contagio de enfermedades venéreas, y que puede resultar en severos traumas que podrían afectar el desarrollo sano de la psique juvenil. El stress o exceso de tensión nerviosa, afecta a grandes segmentos de la población mexicana de clase media: los problemas económicos son normalmente anti-afrodisíacos. El stress acarrea en muchos casos problemas de impotencia o eyaculación precoz en el varón, frigidez en la mujer, e insatisfacción y/o frustración en ambos. La primera parte de la prevención en contra de todo ésto lo constituye la higiene mental y en muchos casos, la meditación en cualquiera de sus formas -trascendental o autoreflexiva- así como el yoga. No se recomienda el uso de tranquilizantes, a menos que sean recomendados por un facultativo, ni el abuso en el consumo de drogas o de alcohol que suelen acabar con el apetito sexual. Y las más recientes investigaciones sobre IMPOTENCIA MASCULINA indica que la causa No. 1 es un problema de salud, la mayor parte de las veces por exceso de colesterol o por debilidad de tono de los conductos aferentes del pene, y en esto se incluye a la población juvenil. Conviene te cheques de cuando en cuando los niveles de colesterol y triglicéridos en tu organismo, sin importar tu edad. Desde su aparición, Viagra, desarrollado por los conocidos laboratorios Pfizer, ha obtenido resultados sorprendentes en el tratamiento de la impotencia masculina y su uso continuo no parece haber traido efectos colaterales adversos a quienes lo usan, aunque existen ciertas contraindicaciones para personas con problemas cardiovasculares. Lo mejor es, en todos los casos, consultar al médico para que sea él quien te indique si puedes o no usar este maravilloso medicamento.

Muchos varones sienten que el uso de condón reduce el placer; ¿es ésto verdad?

Depende. Hay gran variedad de opciones fácilmente accesibles en la mayor parte de poblaciones de nuestro país, incluyendo aquellas que son catalogadas como "ultrasensitivos", elaborados con un material muy fino -látex de alta calidad- y que, por su delgadez, permite que las sensaciones de frotación continúen siendo muy placenteras. Es importante que el material del condón sea látex porque está comprobado que éste es el más seguro.

Recuerda que como mujer tienes todo el derecho de exigir que tu compañero de juegos use condón si tú consideras que así es más seguro para tí; se puede casi asegurar que, si estás tensa porque temes un contagio o un embarazo no deseado, tu disfrute sea mucho menor. El derecho de decir NO es inalienable a todo ser humano.

Aunque está de moda la "condomanía" en los países avanzados, muchas personas en México, hombres y mujeres, no logran despojar de cierta carga negativa al uso del condón; pero así como se ha erotizado el uso de ciertos tipos de ropa -ligueros, medias de seda, corselettes, tangas, etc.- puede suceder lo mismo con el condón, haciendo de él un objeto más del arsenal de estímulos eróticos para una relación sexual placentera, segura...y responsable.

 

¿Se puede adquirir el SIDA por medio del sexo oral?

Sí, aunque históricamente las estadísticas habían indicado que hasta ahora el sexo oral era un riesgo mucho menor al del sexo anal y vaginal para contagio del SIDA, las últimas estadísticas del CDC de Atlanta, USA indican un aumento en el índice de infectados por sexo oral debido principalmente que es mucho mayor la frecuencia en que se lleva a cabo.

Practicar el sexo oral sin uso de condón es algo temerario, y el recibir en la boca la eyaculación lo es aún más.